Mostrando entradas con la etiqueta Coser. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Coser. Mostrar todas las entradas

lunes, 17 de mayo de 2021

Modelos con técnica de patronaje

Porque lo retro y lo vintage está de moda, 5 Modelos con técnica de patronaje que encontramos en Internet, tomados de una antigua revista de moda y costura.

5 ideas de moda con sus respectivos patrones para coser. Si te gustan las ideas de costura DIY, continúa navegando en nuestro blog para inspirarte y hacer tu propia ropa.

Modelos con técnica de patronaje

Modelos con técnica de patronaje

Un hermoso vestido fresco con líneas azules y blancas, ideal para combinar con un bello sombrero.

Modelos con técnica de patronaje

Elegante y retro, con manga a 3/4 este vestido antiguo es ideal para tomar como idea para los amantes de la moda y actualizar.

Modelos con técnica de patronaje

Joven, colorido y llamativo. Este vestido hermoso tiene una pollera abultada que llama mucho la atención.

Modelos con técnica de patronaje

Simple, aunque llamativo por su color. Este modelo es mezcla de sencillez y belleza.

Modelos con técnica de patronaje

Con pocos colores, pero con un corte justo y detalles coloridos, este vestido es hermoso.

sábado, 15 de mayo de 2021

Cómo hacer una colcha de camisetas

Este tutorial de cómo hacer una colcha de camisetas es para aquellos de ustedes que quieren hacer algo increíble, pero no tienen ni idea de cómo. Este proyecto es ideal para reutilizar viejas remeras y el resultado es genial.

Cómo hacer una colcha de camisetas 

Cómo hacer una colcha de camisetas

Cómo usar tu máquina de coser

Mira videos de YouTube sobre cómo usar tu máquina de coser. No podemos simplemente decirte cómo usarla, porque cada una es diferente. Lee el manual que viene con la máquina (¡realmente muy útil!) y luego mira algunos videos de YouTube para aprender sobre la tensión, los estilos de puntadas y la rapidez con la que coser. 

Elige tus camisas y el tamaño de tus cuadrados

En este caso se decidió que los cuadrados de la colcha fueran de 30 x 30 cm. Con remeras de tamaño mediano y grande funciona bien. Basa el tamaño de los cuadrados en el tamaño de las camisas. Debes elegir una medida que permitiría que la mayoría de las imágenes encajen dentro de ese cuadrado. Tampoco tienes que elegir un cuadrado; los rectángulos funcionarán igual de bien. Luego mide qué tan grande quería mi colcha y realiza algunos cálculos para ver cuántas camisas necesitas para llenar la colcha. 

Elige la tela del borde, el relleno y el respaldo

Elegimos un algodón azul oscuro básico para la tela que debía bordear las camisas individuales. Asegúrate de prelavar esta tela antes de coserla, ya que se encogerá un poco y no querrá que arrugue la colcha la primera vez que la tengas que lavar y planchar para trabajarla mejor.

La mejor manera de conseguir una colcha pesada era cortar una colcha vieja y usar el relleno. Sin embargo, la mayoría de las tiendas de artesanía y costura venden el relleno (llamado guata) en diferentes pesos y tamaños que puedes comprar. La parte posterior puede ser de cualquier tela que desees, incluso un algodón básico funcionaría bien.

Medir, medir, medir

Ahora que tienes toda la tela, puede comenzar a medir y marcar. Debes medir y luego verificar sus medidas dos veces más antes de cortarlas. Puedes hacer una plantilla de un cuadrado que pudes trazar en la parte posterior de cada una de las camisetas. Tiendas de costura venden rotuladores con tinta que se lava. Usa uno de estos y marca las camisas. ¡NO CORTES TODAVÍA! Luego viene la parte complicada. Para el borde de 2 cm que rodea las camisas, deberás cortar tiras largas de tela y tiras cortas de tela. Para esta colcha, tendrías cinco filas, con cuatro camisas en cada fila. Para esta colcha, cortamos seis piezas largas: una para la parte superior de la colcha, una para ir entre cada fila de camisas y otra para la parte inferior. Esto corrió a lo largo de toda la colcha, se sumó la longitud de cada cuadrado y se agregaron dos centímetros entre cada camisa. Luego, querrás que pasen tiras cortas entre cada camiseta. Necesitas 15 tiras de 4 cm más largas que cada camisa.

Para obtener un bonito borde de 2 cm que fuera recto, puedes comprar cinta adhesiva de 2cm de ancho. Luego colocas la tela y pasas la cinta adhesiva directamente sobre la tela, en el largo necesario usando la ayuda de un metro. Luego cortas alrededor de la cinta de enmascarar dejando una cantidad generosa de tela a cada lado para que pueda coserse en las camisas. Deja la cinta puesta, te permitirá obtener fácilmente una puntada recta y un ancho correcto cuando lo esté juntando todo.

Luego, a cortar las camisas. ¡NO cortes las líneas que has dibujado! Deja un par de centímetros alrededor de la línea cuando cortes, para permitir que las piezas se cosan juntas. La línea marca lo que quieres que se muestre en la parte delantera de la colcha.

¡Sujétalos!

Separa las camisas en cinco pilas, una pila para cada fila. Luego ordena las camisas para que puedan coserse fácilmente en el orden correcto de izquierda a derecha. Prende la camisa al primero de las tiras cortas, alineando el borde de la cinta adhesiva con la línea que habías dibujado en la camisa. Sujeta una camisa a una tira corta, cose y luego suje la siguiente camisa al otro lado de esa tira (una tira unirá 2 camisas). Al hacerlo de nuevo, fijas una fila entera y la coses de una vez. Puedes elegir lo que te resulte más fácil. Solo asegúrate de alinear todas las camisetas, de modo que las líneas superior e inferior del cuadrado que hayas dibujado estén todas en línea recta; esto es muy importante.

Coser

Utiliza la cinta adhesiva como guía. Es muy fácil colocar la aguja justo al lado de la cinta adhesiva y mantener la puntada a lo largo de la cinta. Una vez cosidos ambos lados de una tira, pudes quitar la cinta. Tendrás líneas rectas y un borde perfecto de 2 cm entre las camisas.

Coser un poco más

Una vez que las tiras cortas estén todas cosidas a las camisas, probablemente te sientas bastante bien con el resultado. Agarra las tiras largas y clava una en la parte superior de la fila superior de camisas, alineando la cinta adhesiva con la línea dibujada en las camisas. Cose. Luego fija otra tira larga en la parte inferior de esa fila y la coses. Luego sujetas la siguiente fila con alfileres a la parte inferior de esa misma tira, cose y repite. ¡Parece una colcha ahora!

Lavar, recortar y planchar

Ahora que todas las piezas están cosidas, lávalas para eliminar las líneas que has dibujado. Una vez que estén fuera de la secadora, recorta el exceso de tela de las camisas y las tiras (¡no las tiras alrededor de los bordes exteriores!) Y plancha las costuras planas. Esto hará que tu colcha se vea mejor y sea más cómoda al final.

Ponlo junto

Ahora necesitas colocar la guata (relleno) y el respaldo de tu edredón. Encuentra un lugar grande en tu casa donde puedas colocarlo si eres como yo y no tienes una enorme mesa para acolchar. 

Extiende tu respaldo. Luego coloca la guata encima, luego la parte superior de la colcha que ensamblaste encima. Usar un adhesivo en aerosol ligero ayuda a mantenerlo todo en su lugar, pero puedes utilizar cinta adhesiva..

Alfileres

Pon alfileres alrededor de los bordes exteriores, y luego a lo largo de cada una de las tiras (las que corren entre las camisas) usaal menos 10 alfileres por fila entre cada camisa. Coloca alfileres en el medio de las tiras azul oscuro, porque luego cosería a lo largo de los bordes de las tiras. Una vez que hayas terminado, quita la cinta con cuidado si eso es lo que utilizaste y enrolle la colcha para llevarla de regreso a su máquina.

Acolchar

Hay formas diferentes de acolchar, el proceso mediante el cual unes las capas de la manta. Puedes hacer la "puntada en la zanja" donde básicamente se cose a lo largo de cada costura de la colcha. Entonces, debes coser en todas partes cada camisa se encuentra con una franja azul. Haz esto en filas, quedará  esencialmente 8 líneas horizontales largas de costura, y luego 6 líneas verticales muy largas de costura.

Es fácil coser cerca de los bordes de la manta. Sin embargo, el medio toma un poco de trabajo. 

Unir

La encuadernación es donde obtienes ese bonito borde acabado para tu colcha. Hay algunas formas diferentes que puedes encontrar en Internet para la finalización.

¡Terminado!

¡Ahora tu colcha de camisetas recicladas está lista! Revisa con cuidado y recorta los hilos sueltos, verifica dos veces si hay alfileres, tal vez pase un rodillo de pelusa sobre él para quitar pequeños trozos de tela y pelusa y envuélvelo para entregárselo a su nuevo propietario.

sábado, 13 de julio de 2019

5 consejos para comenzar a cambiar tu propia ropa

Aunque nada puede reemplazar la experiencia de un sastre profesional, hay varias razones por las que puedes querer comenzar a cambiar tu ropa. Esta podría ser una excelente alternativa si deseas obtener algo de experiencia con la costura, o si por el momento no puede costear la sastrería a medida.

Además, ¡puede ser poco divertido intentar crear tus propios estilos de moda!

Las modas cambian, y también lo hacen nuestros sentidos personales de estilo. Entonces, si alguna vez has tenido las ganas de aprender a coser, esta guía es para ti.

Revisemos cinco consejos para que cambiar tu propia ropa sea un poco más fácil.

Solo como advertencia: si vas a intentar cambiar tu propia ropa, asegúrate de comenzar con algunas prendas más viejas por si no te sale bien al principio.

5 consejos para comenzar a cambiar tu propia ropa

Utilizar tiza de sastre

Utilizar tiza de sastre
Puedes pensar que tienes una mano firme y un buen ojo, pero nada reemplaza el valor de marcar líneas claras y precisas antes de hacer cortes.

La tiza de sastre se lava con un poco de agua, mientras que la cera de sastre se desintegra con un poco de calor de una plancha. Evita usar tiza de cera si la prenda en la que va a trabajar no puede exponerse a altas temperaturas o vapor.

Toma fotos

Toma fotos
Tenemos la suerte de vivir en un momento en el que tomar fotografías de todo es bastante fácil gracias a los teléfonos inteligentes. Y si podemos ser tan audaces, recomendamos tomar una foto de todo lo que haces.

La mayoría de nosotros no tenemos recuerdos fotográficos, por lo que es una buena idea tomar fotografías en cada paso del proceso al desmontar una prenda. En esencia, necesitas documentar cada paso al mismo tiempo que alteras tu propia ropa para que puedas recordar fácilmente cómo volver a armarla después.

Recordar las mediciones puede ser muy difícil, y de vez en cuando puedes perder un detalle que deberías haber medido; por lo tanto, es una buena idea colocar una regla sobre la prenda en cada imagen. Asegúrate de que la regla esté colocada de tal manera que sea sencillo observar la longitud medida.

El beneficio adicional de tomar tantas fotos es que servirán como una guía visual para cualquier proyecto de costura futuro que puedas querer intentar.

Prueba todo antes de cortar

Prueba todo antes de cortar
Si tu objetivo es hacer que tu prenda sea más pequeña, marca con tiza las líneas que pretendes cortar. Cose la prenda nuevamente y pruébala para ver si encaja. ¡Haz esto antes de cortar cualquier cosa!

La tela en exceso siempre se puede quitar; sin embargo, si haces algún corte antes de volver a ponerte la prenda, corres el riesgo de que quede corta si tiene poca tela debido al corte.

Las costuras rotas pueden ser reparadas

Las costuras rotas pueden ser reparadas
Si eres nuevo en la costura, es posible que no estés familiarizado con las costuras rotas en comparación con los agujeros o desgarres en el tejido.

Cuando la tela se pone delgada o cuando una prenda es más vieja, es natural terminar con una costura rota. De hecho, esto se puede arreglar con bastante facilidad.

Por otro lado, si una prenda ha sido rasgada, necesitarás hacer una nueva costura o colocarle algún tipo de parche. En cualquier caso, una rasgadura tiene una probabilidad de volver a abrirse, por lo que puede ser mejor reutilizar una prenda vieja llena de agujeros.

Ya sea un agujero en tu prenda favorita o una costura rota, pueden ser el momento oportuno para consultar un sastre profesional. Un sastre podrá volver a tu prenda lo más cerca posible de su condición original, o por lo menos, ofrecerte algunas sugerencias útiles.

Conoce tus limitaciones

Conoce tus limitaciones
Mientras seas amable al desmontar una prenda, nada terminará roto de forma permanente. Lo que has hecho casi siempre puede ser revertido por un sastre o costurera profesional. Y en la mayoría de los casos, descubrirás que los sastres cobran menos de lo que piensas.

Vale la pena coser, alterar tu propia ropa, experimentar y cometer errores. La experiencia es el mejor maestro. Pero también necesitas conocer tus limitaciones. Si una alteración en particular está más allá de tus habilidades y capacidades, no tengas miedo de pagarle a otra persona para que lo haga por ti.

Y al menos que seas realmente apasionado por la costura, aprender a hacerlo por tu propia cuenta puede llevar mucho tiempo.

Considera que si las cosas realmente salen mal, de hecho puede costarte más tiempo y dinero a que un profesional repare el daño.

Experimenta si lo deseas, pero hazlo con cautela.

Más remeras

Remeras similares

Buscar